Connect with us

3 claves efectivas para medir resultados en Email Marketing

Email Marketing

3 claves efectivas para medir resultados en Email Marketing

A la hora de medir resultados de una campaña de email marketing, muchos caemos en el error de utilizar siempre las mismas fórmulas para calcular nuestros KPI’s, sin entender a fondo lo que cada KPI significa y nuestra capacidad para actuar sobre él.

Todo experto en marketing digital, debe ser consciente de que detrás de cada KPI hay una historia que debe ser contada y entendida, y que un KPI no tiene valor si la persona que lo utiliza no entiende cómo este se mide y se calcula. ¿Tienes claro el significado de todos los KPIs que utilizas en tu día a día? A continuación verás 3 conceptos clave que te ayudarán a medir mejor los resultados de tus campañas de email.

1. Comprende cómo se calcula el ratio de apertura

 

El ratio de apertura es uno de los indicadores más utilizados en email marketing. Una de las expresiones más utilizadas para calcularlo es:

Para utilizar esta fórmula, debemos entender con claridad cómo se calcula el número de emails abiertos.

Toda campaña de email enviada a través de un ESP (Email Service Provider) incluye un pixel transparente que se utiliza para saber si la campaña de email ha sido vista por su destinatario. Obviamente, este pixel es una imagen. Por tanto, sólo podremos saber que un email ha sido visto si el usuario descarga las imágenes en su gestor de correo electrónico.

Por tanto, el ratio de apertura no es un indicador realista, ya que no todas las aperturas realizadas por nuestros lectores son contadas e incluidas en los informes que nos podemos descargar de nuestros ESP?s. Por ejemplo, muchos lectores de email prefieren no descargar las imágenes cuando leen los emails desde su teléfono móvil. En cada una de estas lecturas en las que un recipiente del email no descarga las imágenes, dejamos de contabilizar una apertura.

2. Aprende la diferencia entre la entrega y la entregabilidad

La entregabilidad es la capacidad de un sender de conseguir que los correos que envía acaben en la bandeja de entrada del usuario. Básicamente, el principal objetivo a la hora de confeccionar una campaña es conseguir que un lector la abra y la lea, por lo que si esta campaña acaba en la bandeja de spam, es muy poco probable que esta campaña llegue a ser leída.

No debemos confundir la entregabilidad con la entrega. La entrega es meramente el hecho de conseguir que el email llegue al destinatario, pero no diferenciando entre los que entran en spam o en bandeja de entrada.

Al contrario que la entrega, la entregabilidad no se puede medir con exactitud. No tenemos la capacidad de saber exactamente cuántos de los emails que enviamos acaban en la bandeja de entrada de nuestros lectores. Existen herramientas como el Sender Score que nos ofrecen estimaciones sobre la entregabilidad de nuestras campañas en función de la IP o subdominio desde la que son enviadas, pero realmente no tenemos ninguna herramienta que nos ofrezca una cifra fiable.

Conseguir acceder a la bandeja de entrada del lector no es tarea fácil. Existen multitud de reglas de diferente complejidad para alcanzar este objetivo. Para conseguir acceder al lector, hemos de traspasar las restricciones de los filtros de spam como los que tienen los ISP?s (Internet Service Provider), como Gmail, Outlook o Yahoo. Estas reglas pueden resultar arduas de comprender.

Email Marketing

3. Has visible el ratio de quejas y entiende qué es lo que mide

El ratio de quejas es otro de los grandes desconocidos en las métricas, no por cómo se calcula sino por cómo se miden el número de quejas de los usuarios.

La fórmula más común para el cálculo del ratio de quejas es:

Una queja ocurre cuando un usuario hace clic en el botón de “marcar como spam”. Para poder contabilizar el número de quejas recibidas, los ISP nos ofrecen un sistema llamado “Feedback loop”, a través del cual nos informan de cada usuario puntual que hace clic en el botón de spam. De esta forma, los ESP (Email Service Providers) nos pueden informar de los usuarios que se quejan y los podemos dar de baja en nuestra base de datos, a la vez que podemos corregir nuestra frecuencia o segmentación de envíos en base a esta métrica.

Fuente: Puromaketing.com

 

 

Comments

Más en Email Marketing

To Top